La habitación desastre

¿Quién no tiene una habitación desastre? o tal vez no sea una habitación entera, tal vez sea un rincón desastre, un agujero negro en el que van a parar todos los objetos que no tienen un lugar específico, que no tienen un lugar asignado, que no sabemos dónde poner o qué hacer con ellos.

Y es que esa habitación desastre es en realidad un montón de decisiones y temas pendientes. es una oda a la postergación, que se va llenando cada vez más, son decisiones pendientes de tomar, objetos que guardamos para cuando tengamos tiempo, son temas pendientes que se añaden a la siempre llena, lista de temas pendientes, aunque no los apuntemos, aunque creamos que no nos acordamos, están ahí, ordenar la habitación desastre está en nuestra lista de tareas pendientes no escritas.

Y es que los motivos por los que tenemos ese tipo de habitaciones o rincones son varios:

  1. Tenemos suficiente espacio como para la acumulación
  2. No nos gusta tomar decisiones.

Si tuvieras el hábito de tomar decisiones no tendrías esa cantidad de objetos, y es que el tomar decisiones y el actuar es un hábito que te permite eliminar esa lista interminable de temas pendientes, porque tomarías acción incluso antes de que el objeto entrara a tu casa.

Si tu eres de las que piensa «¿Dónde pongo esto?» y te respondes «bueno, yo que sé, ya veremos, de momento lo dejo aquí en la habitación (on en el cajón, o en el rincón) que no molesta y no se ve», y cierras la puerta (o el cajón).

Ese tipo de acciones las tomas por hábito, y por lo tanto puedes cambiarlo, poniendo conciencia cada vez que tengas un objeto entre tus manos.

El hecho de tomar decisiones te va a dar más tranquilidad, más satisfacción en tu vida y contigo.

Recuerda la última vez que tomaste una decisión que llevabas tiempo postergando o la última vez que acabaste una tarea, ¿cómo te sentiste luego? Es como respirar de satisfacción.

Esa será la sensación constante que tendrás de satisfacción por quitarte un peso de encima.

 Deja tus comentarios al final, me encantará leerte, quiero saber tus experiencias e incluso trucos que quieras compartir sobre este tema.

Si te ha servido lo que has visto o crees que puede ayudar a alguien más... ¡comparte!

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Un mundo ordenado es un mundo mejor

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba